Premios SAG: la guerra fría entre el género y el talento

Fuente Externa.
Fuente Externa.

LOS ÁNGELES .- El furor del color negro aplicó sólo para los Globos de Oro. La alfombra roja de los premios otorgados por el Sindicato de Actores de Hollywood -Screen Actors Guild o SAG- fue invadida de nuevo por escotes, transparencias y otros dictados de la moda que varían según la temporada y que no son importantes en este contexto.

Gabrielle Carteris, presidenta de SAG-AFTRA (Federación Americana de Radio y Televisión, por sus siglas en inglés) afirmó, en un discurso breve y conciso que tuvo lugar durante la ceremonia, que Time’s Up "no es un momento, sino un movimiento", así que valdría la pena preguntarse por qué se descontinuó el uso del color negro como protesta ante los recientes escándalos de abuso sexual cometidos en la meca americana de cine, si se trata precisamente de una iniciativa titánica que busca perpetuarse como regla en el tiempo.

Más allá de la ausencia de una nomenclatura cromática, la gala de los SAG’s transcurrió con pocas sorpresas: Sterling K. Brown se alzó como el primer afroamericano ganador del premio a Mejor Actor en una serie dramática por su papel en This is us, y el hombre que presta su voz a Dios -alias Morgan Freeman- recibió un premio por su dilatada trayectoria.

El movimiento no distingue razas, sino el género, y paradójicamente, el escenario de los Oscar so White se mantiene.

Su majestad Claire Foy derrotó a Elisabeth Moss como Mejor Actriz Dramática, y nunca nadie se imaginó que la vida entre muselinas de The Crown iba a prelar sobre la crudeza de The Handmaid’s Tale, en un momento histórico tan convulso cuya realidad supera con creces a la ficción.

Ganaron los sospechosos habituales: Frances Mcdormand por una actuación brillante en Three billboards outside Ebbing, Missouri, y Gary Oldman, gran olvidado de los premios Óscar, por encarnar a Winston Churchill en The Darkest Hour. De resto, la premiación fue un calco de los ganadores de los Golden Globes: mucho ruido, pocas nueces.

La selección de las maestras de ceremonia dejó mucho que desear: con Kristen Bell a la cabeza, ninguna de las animadoras logró elaborar un discurso realmente comprometido, ni encontró en la audiencia a oyentes entusiastas. Más allá de conceptos trillados como la búsqueda de la verdad, el valor de cada historia y alzar la voz ante la injusticia, el sabor dejado por la gala fue parecido al que deja un vaso de agua. Habría que cuestionarse profundamente si en la lucha por la igualdad se incurre en el sacrificio del talento en pro del género que es, irónicamente, la razón que nos ha traído hasta este punto.

Fuente: EL UNIVERSAL




Video Presidencia

Encuesta

¿Está de acuerdo con la investigación a Danny Alcántara y a Julio Martínez Pozo?

Video del día

Sorteo en Vivo de LN

Reina Letizia visita plantación de banano en Azua

Tasa del Dia

Moneda Compra Venta
Dolar $ 49.00 $ 49.42
Euro $ 57.23 $ 61.26
Combustible Valor
Premium RD$ 246.30   
Regular RD$ 232.20   
Diesel RD$ 189.50   
Propano RD$ 118.30   
22 de Mayo 2018
18
31
37
22 de Mayo 2018
92
60
03
22 de Mayo 2018
51
21
44
22 de Mayo 2018
98
24
75
22 de Mayo 2018
06
33
30

Síguenos en nuestras redes sociales





Búscanos en Instagram